Top 5: momentos culinarios trascendentes I

Parte 1

Como caminar contando adoquines en la calle y encontrarse con un billete de alta denominación: una sorpresa agradable e inesperada que mejora nuestra experiencia gastronómica y cambia nuestra percepción. ¿Sin el dramatismo? Sin esperarlo, estos momentos me tomaron desprevenidos. No fueron solo 5, y estoy seguro que dejé afuera muchos importantes, porque la idea no era ranquearlos ni elegir los 5 más significativos. Simplemente, estos son 5 de los momentos fundamentales en mi vida culinaria.

Vidalia onions: Cebollas dulces  condenominación de origen. Crecen en una zona delimitada en el estado de Georgia y son buenísimas para caramelizar, debido a sus azúcares (o, más precisamente, debido a su bajo contenido ácido) La historia comienza con unas hojas impresas que fueron mi primer recetario, antes de estudiar cocina; antes de soñar que algún día tendría una carrera en este rubro. Vivía solo por primera vez y compartía una casa enorme con 7 compañeros universitarios. Había que cocinar. Por eso, pedía a casa y me mandaron un recetario (él recetario) de mis platos favoritos. Uno de mis favoritos de siempre estaba en esa liste: el simple y sabroso saice (también escrito como saise o saisi). Anoté los ingredientes y ¡al mercado! Pero al llegar, mi primera sorpresa era que tenía varias cebollas para elegir. No recuerdo cuantas serían, pero imaginemos que al menos cuatro o cinco. Dudé un instante y finalmente me decidí por las marcadas Sweet Vidalia Onions. Han pasado cerca de 15 años, pero aún recuerdo ese letrero, en pizarra y tiza falsas. El resultado de mi preparado fue la sorpresa. Era el mismo plato de mi infancia, pero también sumamente distinto. Claro, ahora lo veo, el dulzor de la cebolla carameliza mejor, creando un sabor más intenso y un color más oscuro. De saber entonces lo que sé ahora, tal vez le habría agregado algo de anís al proceso de sellar las cebollas. El resultado de mi primer intento a este plato fue crucial. Había descubierto la cebolla, y había descubierto la cocina. ¿Dramatismo? Si no fuera por estas cebollas de Vidalia, no sería cocinero.

Anuncios