typewriter-1240422Estoy a la mitad del camino. Fue a mediados de septiembre de este año cuando decidí volver a escribir para este blog, pero primero necesitaba hacerme de algo de tiempo, necesitaba organizar mi agenda. Venía saliendo de un trabajo muy demandante en tiempo, así que solo necesitaba organizar mi horario para introducir la escritura en mi rutina. Finalmente, a finales de octubre pude armar mis horarios, pero decidí esperar hasta el primero de noviembre para comenzar a escribir. Fue una decisión planificada, porque quería participar en un saludable ejercicio que usan varios escritores: obligarme a escribir todos los días, sin excusas. Noviembre es un mes ideal, porque tiene 30 días (me gustan los números redondos), y porque el mes termina en mi cumpleaños. Así es, si usted está leyendo esto, puede felicitarme el 30.

El lector atento (o el curioso) se dará cuenta que no empecé el primero de noviembre. Mi primer artículo en este retorno lo publiqué el día 2. Lo escribí el primero en la noche, mi horario programado para escribir, pero como estaba oxidado me demoré más de lo deseado, y también me demoré a encontrar las fotos adecuadas. En conclusión lo publiqué pasada la media noche. Una desilusión que he tratado de compensar mejorando mis ritmo de escritura.

Este artículo es solo una explicación del proceso. 15 escritos de 30 que quiero publicar este mes. Esto no quiere decir que voy a parar en diciembre y dejaré de escribir. Lo que quiere decir es que probablemente (yo diría incluso que con certeza), dejaré de escribir a diario. Este ejercicio está designado para agarrar ritmo y perderle miedo a la página en blanco, pues como sea hay que publicar algo. Sin embargo, tiene el problema de que da poco tiempo para trabajar el artículo y no me deja tiempo para editarlo. Estoy publicando todo lo que escribo sin siquiera darle una leída una vez terminado el artículo. Es arriesgado, pero necesario para esta velocidad de escritura que estoy tomando. Por eso quiero disculparme a ustedes, que me están leyendo, y que merecen un artículo más pulcro. ¡Gracias por el apoyo!

Anuncios