Pan Con Mantequilla

bread-pain-et-biscottes-5-1328013

Viernes, 9 de la noche. No me voy a poner denso con lo que escribo. Hoy solo pretendo hacerle un homenaje merecido a uno de los placeres más grandes que existen en el mundo culinario. Un pan recién tostado, aún caliente, con mantequilla derritiéndose en su superficie, esperando ese primer mordisco es la definición perfecta de comfort food.

La tostada crujiente y la mantequilla cremosa. La tostada tibia y la mantequilla fresca. La tostada seca y la mantequilla untuosa. Combinaciones perfectas que son una oda a la simpleza. Y es que la buena comida muchas veces es eso: simple y sin pretensiones, y que se beneficia de buenos ingredientes y de técnicas adecuadas.

El pan con mantequilla son el desayuno perfecto, el comienzo ideal a un almuerzo o cena, deliciosos a la hora del té, y un snack sabroso y nutritivo.

¿Ya se antojó? ¿Tiene en su casa un buen pan crujiente listo para tostarse? Tiene una mantequilla con sabor a campo en su refrigeradora? Pues saque la mantequilla para que no esté tan dura, y prepare la tostadora para el pan. El resto lo ha hecho mil veces en su vida. Ya sabe los pasos a seguir. Adelante. Disfrute, porque no importa cuantas veces lo hacemos, ese primer mordisco siempre sabrá a cielo.

Ese es el poder del pan con mantequilla.

Anuncios